Prepárate un café saludable con menos acrilamidas

Café Saludable
Foto Nutricion-Online

 

El mundo se puede dividir entre los apasionados del café, los del té y  los que disfrutamos de ambas. También están los que no toleran estas bebidas por diferentes motivos.

Las noticias sobre el café son buenas, esta bebida esta cargada de sustancias beneficiosas como sus polifenoles (ácido clorogénico, el ácido cafeíco…), además de los beneficios que conlleva la ingesta moderada de cafeína en algunos casos. En consecuencia se suceden los estudios que otorgan posibles propiedades saludables a esta bebida. En mi último artículo en #TELVA os hable de los distintos beneficios, también en base a la genética de cada persona, y de los posibles problemas de una ingesta excesiva de café. Sin duda su contenido en antioxidantes hace que el café sea saludable en muchos sentidos.

En esta ocasión quiero contaros como preparar el mejor café saludable. Para ello se hace necesario conocer alguno aspectos del proceso de producción de este alimento.

Como escoger el grano de café con mejores características

Se trata de un grano procedente de una baya que al recolectarse fresca, se ve como una cereza. Esta tiene varias capas y estructuras que deben ser procesadas.

Para poder consumir el grano de café, se debe secar y para ello hay diferentes procesos con resultados diversos. Por ejemplo, en el café de “procesado natural”, el fruto se pela tras el secado en grandes camas, a lo largo de algunas semanas. También está el “café lavado”, éste se procesa por métodos húmedos antes de secarlo, eliminando así algunas de sus estructuras. Los diferentes procesados de este grano le confieren el sabor al producto final , y así el “café lavado” suele ser el preferido de los amantes del café.

Además, hay que tener en cuenta que según la zona de la que provenga el grano tendrá diferentes aromas. Cuanto más altura en la zona de producción, más aroma.

Suele haber dos variedades de las que procede casi todo el café del mercado, la Arábica y la Robusta. La primera contiene más antioxidantes, menos cafeína y se tuesta a menor temperatura.

Métodos de tueste de café y su relación con el tóxico acrilamida

También hay diferentes tipos de técnicas para tostar el café, y así en el supermercado encontramos café de tueste natural, torrefacto y mezcla.

En el tueste natural el grano es procesado en la tostadora, donde se mueve a altas temperaturas mientras sus propiedades, sabores y aromas se van modificando. Así darán lugar, según el tiempo sometido al calor, al tueste ligero, medio y oscuro.

Por su parte, en el tueste torrefacto el café se somete al calor, añadiendo azúcar al final del proceso lo que le da un punto de amargor. Esto conlleva un porcentaje significativo de azúcar oculto y también se puede producir más cantidad  Acrilamida  (tóxico que aparece al someter algunos alimentos a altas temperaturas) .

El café “mezcla”, como ya supondrás, es el resultado de la mezcla de granos torrefactos y de tueste natural.

Como conclusión, lo mejor sería elegir el tueste ligero natural de la variedad Arábica. Si puedes escoger café ecológico sería mejor, ya que te ahorrarías la posible contaminación por pesticidas. Además si lo mueles en el momento de prepararlo estarás ganando en calidad, tanto nutricional como organoléptica.

Las distintas maneras de preparar tu café saludable

Hablando del riesgo  de Acrilamida , también hay que tener en cuenta la forma de preparar el café. Según algunos estudios, la forma de prepararlo que produce menos acrilamida es el sistema de cafetera americana o de filtro. Después viene el expreso, el de cafetera italiana y el de cápsulas, al compartir los 3 el sistema de preparado. Los que más acrilamida contienen son los cafés solubles, siendo peor el descafeínado. En tal caso es recomendable tomar descafeínado de máquina.

Sí quiero destacar que las distintas Agencias de Seguridad Alimentaria ratifican que no se han encontrado riesgos de ingesta de acrilamida en los consumos habituales de los alimentos, aunque sí es positivo reducir el consumo de estas sustancias tóxicas.

¿Tomamos un café?

Tomar café es un buen hábito siempre que te guste y se tolere bien. Si lo tomas en buena compañía, se incrementaran las ganancias para la salud.

Al tener en cuenta toda la información expuesta, es fácil preparar un cafe saludable y así aprovechar los posibles beneficios de sus antioxidantes, sin demasiados tóxicos. Recuerda que la ingesta saludable es de dos tazas al día de buen café, mejor sin azúcar.

¡Feliz café!

Paula SDB